We're sorry, an error has occurred while generating this content.
We're sorry, an error has occurred while generating this content.

Consejos para vivir lo que sueñas


consejos para tener un buen descanso

Tener un buen descanso es muy importante para el buen funcionamiento del cuerpo y tiene efectos muy positivos en nuestro organismo. Estos son algunos consejos que puedes seguir para dormir bien y lograr un buen descanso:

Relajarse

Es bueno intentar encontrar algo que te ayude a relajarte cuando no puedes dormir, como por ejemplo un libro o música. Cuando encuentres algo de este estilo que te ayude a desconectar y relajarte, puedes hacerte el hábito de dedicarte cada día un rato antes de ir a dormir a esa actividad.

Espacio adecuado

Es muy importante que tengas en cuenta que tu pieza debe ser un lugar cómodo, en la cual te puedas relajar. Por eso es imprescindible que el espacio sea tranquilo para dormir, con la menor luz y ruido posible.

La siesta

Si tienes costumbre de dormir la siesta cada día, debes saber que en sí no es un mal hábito, pero lo que es importante es que la siesta no sea de más de 30 minutos. De lo contrario te costará más conciliar el sueño por la noche.

Elegir bien el colchón y la almohada

Uno de los factores más relacionados con un buen descanso es tener un buen material de descanso. Es decir, un colchón y una almohada que cumplan con tus necesidades

¿Cómo elegir una cama exitosa?

Cuando te preguntes cómo elegir una cama adecuadamente debes tener en cuenta una realidad incontrastable: ¡Las personas pasamos unos 25 años de nuestras vidas durmiendo! Esto significa que se trata de una dimensión importante de nuestras vidas y fundamental para la salud. 

Entonces ¿cómo elegir una cama adecuada? primero debes conocer los tipos de camas y bases que existen en el mercado:

1.Box Spring: Se trata de una base amortiguada gracias a los resortes que la componen y que se cubren con un textil acolchado que permite buena adaptación del cuerpo y sus movimientos durante el descanso.

2.Cama europea: La base de esta cama es rígida ya que se confecciona en madera, posee patas que facilitan la limpieza y la recubren telas acolchadas. Es una opción firme, sólida, muy cómoda y versátil para incluir en cualquier estilo decorativo.

3.Cama americana: La diferencia con la cama europea es que no posee patas, siendo la alternativa intermedia entre un box spring y una cama europea.

Preferencias de rigidez o suavidad

Como sabemos, existen diferentes niveles de rigidez y suavidad en los colchones que se adaptan a las preferencias de cada persona. 

Cantidad de ocupantes

No da igual una cama para una persona que para dos o incluso para tres en el caso de que tu bebé durmiera por un tiempo contigo y tu pareja. Existen camas y colchones que se adaptan al estilo de vida de las personas y a su complexión: camas de una plaza, king, 2 plazas y otras.

¿No sabes cómo elegir plumón? ¡Toma nota!

Para escoger el plumón más adecuado es fundamental considerar algunos aspectos, como el clima de la zona en la que vives o las necesidades personales.

 

Antes de ver las claves sobre cómo elegir un plumón es importante destacar que, en la decisión, deberás tener en cuenta estas características: 

  • La capacidad de aislamiento. Depende de la calidad del plumón y de la cantidad de relleno que contenga. 
  • El tipo de confección. El mejor sistema es el kasetten, que divide el plumón en grandes cuadrados para que el relleno se distribuya homogéneamente, sin dejar zonas vacías por el movimiento durante la noche. 

Plumón natural

Los plumones naturales pueden ser de plumón o de pluma, aislantes que forman un colchón de aire que almacena la temperatura corporal, evitando la humedad. 

A menudo los plumones contienen una mezcla de plumón y pluma, por lo que al elegir plumón es importante fijarse en los porcentajes, que indican la capacidad de aislamiento. A mayor  porcentaje de plumón, mayor aislamiento. 

Plumón sintético

Los plumones sintéticos son una buena opción para aquellas personas que no desean usar plumones de fibra animal. Son más económicos que los de plumón o pluma, y se confeccionan con fibra hueca siliconada, fibra natural, poliéster o microfibra. 

Elegir un plumón sintético es recomendable para personas no muy friolentas, que solo desean resguardarse un poco del frío, pues no tienen una gran potencia calorífica, a no ser que se trate de un plumón de alto gramaje.